Lazo sanguíneo no significa familia. Familia es quien te busca y apoya.

Sharing is caring!

Tener familia es algo sumamente importante para las personas, esto es algo más que importante, es necesario para nosotros y es que la familia es nuestro lugar de apoyo y de sustento en las buenas y en las malas.

Muchos tienen la fortuna de tener una familia que les ama y les apoya siempre, otros la tienen y no les sucede lo mismo, mientras que por su parte hay otros que ni siquiera conocieron a sus padres, lo que es triste claro está.

Cuando de familia hablamos, son muchos los que dicen que la suya les apoya siempre, mientras que otros dicen que encuentran mucho más apoyo en otras personas con quienes no comparten lazos de sangre, entonces ¿qué es lo que sucede allí? ¿la sangre no define la familia?

Hoy nosotros, en este post, te hablaremos acerca de la familia para que tu tengas una idea mucho más abierta acerca de quien en realidad es de este grupo y quién solo comparte lazos de sangre contigo así que no te pierdas esta información.

¿Es tu familia o no? – No necesariamente tiene que haber sangre de por medio

familia

Cuando nacemos bajo un grupo de personas con quienes compartimos lazos de sangre iguales, a esto le denominamos familia pero ¿en realidad lo son? Muchas veces solo compartimos la sangre y nada más y a esto no deberíamos llamarle de esta forma.

La familia es una cosa y ser parientes es otra, ellos no son quienes comparten contigo los lazos sanguíneos, sino que son esas personas que te apoyan, que te buscan y te son de sustento cuando los necesitas, estés en las buenas o en las malas.

Muchas personas tienen familias enormes, pero se sienten mucho mejor con sus amistades que con quienes dicen compartir un lazo de sangre con ella, y es ese amigo o amiga quien es tu familia, es importante que sepas esto, muchas veces nuestra familia no es más que una cadena de parientes y nada más.

En un grupo familiar, se brinda amor, los unos a los otros, además se apoyan, se comparte la sabiduría y lo más importante el tiempo, sin importar si no nos vemos, estar pendientes de alguien nos hace ser parte de su grupo familiar, pero ausentarnos de ellos, nos convierte en parientes y esto duele.

Que alguien que comparte tu sangre no se preocupe ni haga el más mínimo esfuerzo por demostrar interés hacia ti es algo que nos afecta mucho a nivel de sentimientos, a unos más que a otros, muchos ya entienden que no son más que alguien más con la misma sangre, y no parte de su grupo familiar como tal.

Sucede que muchas veces un amigo nos conoce más que un primo, son personas que aunque sean parte de otra familia y con otra sangre, se sienten más cercanos que alguien de la nuestra, seres que nos ayudan y apoyan, esas personas son familia.

Y tú, ¿tienes familia o solo parientes?

Gracias por leernos.

Add Comment