Los papás vuelven a dormir bien después de 6 años, según estudio

Sharing is caring!

Tener hijos es una bendición muy grande para las madres y para los padres quienes muchas veces solo pasan su vida anhelando la llegada de un pequeño que cuidar y mimar por el resto de sus vidas, a pesar de todas las noches sin dormir que tenemos que pasar.

Cuando una mujer se entera de que está gestando un bebé, esta se preocupa por lo que pasará después de su nacimiento, es decir, los cuidados que conlleva tener un bebé, de su educación y de muchos aspectos más.

Al llegar el bebé, las preocupaciones se consolidan y solo hay que seguir con estas obligaciones y una de ellas es la de despertar a cada minuto para poderles brindar cuidados a estas pequeñas personitas indefensas.

Los padres y las madres se turnan para atender al bebé, pero ¿qué es lo que más les afecta? Sin duda alguna es la falta de sueño de ambos, y es que los padres muchas veces se desvelan cuidando a sus pequeños y ¿esto cuando se detiene? Hoy te daremos la respuesta.

Tener un hijo no es tan sencillo si te gusta dormir

dormir

 Descansar es necesario cuando estamos cansados, pero cuando hay un hijo de por medio, aun si te estás cayendo del sueño es imposible descansar por completo ya que el bebé a toda hora requiere de cuidados y no solo los primeros meses de vida.

Muchos padres dicen que dormirán bien después que el bebé cumpla el año pero esto no es así de ninguna manera, y un estudio ha comprobado que no es sino después de los seis años que los padres duermen bien.

Dicha investigación se llevó a cabo en la Universidad de Warwik de Inglaterra y esta es la que comprobó que los padres recuperan sus hábitos de sueño después de los seis años una vez nacidos los hijos.

Esto, cabe destacar, que puede variar, algunos lo retoman al año y otros después de ocho años aun no lo logran pero por lo general es hasta los 6 años que los padres duermen tal y como antes.

Para este descubrimiento se analizaron a 2541 madres y 2118 padres por un lapso de seis años quienes a diario calificaban que tan buena había sido la noche de sueño en una escala del 0 al 10 con sus hijos.

Sakari Lemola, el líder del estudio, una vez este terminó encontró que las mujeres perdían más horas de sueño, hasta 40 minutos, que el padre durante los primeros 3 meses del bebé y los hombres solo perdieron escasos 13 minutos de sueño durante este tiempo, ellos duermen como bebés.

Cuando se trataba del segundo hijo y del tercer hijo, las madres experimentaban un mejor sueño y se deduce que todo esto es gracias a la experiencia materna, pero al final de la investigación se comprobó que no fue sino hasta después de seis años que los padres tuvieron una mejor calidad de sueño sin importar otros factores como sus ingresos, situación sentimental, entre otros ¿Qué te parece?

Cabe destacar que el sueño después de tener un bebé, jamás va a volver a ser el mismo pero al menos te sentirás mejor luego de unos años y aprenderás a dormir tranquilo.

Esperamos haberte ayudado con esta información.

Add Comment